LAS VEGAS.- Floyd Mayweather Jr. no descansa mucho durante su retiro, no cuando hay autos deportivos de 3.5 millones de dólares para comprar.

El boxeador de Las Vegas posó junto a su más reciente adquisición, un Bugatti Veyron Grand Sport Viteese 2015, para una fotografía publicada el lunes en su cuenta de Instagram. Mayweather llevó con él a Miami a Obi Okeke, quien es copropietario de Fusion Luxury Motors en Chatsworth, California, para lograr completar el acuerdo.

1330569

Okeke asegura que le ha vendido cuatro Bugattis al boxeador, incluyendo uno con 3.540 kilómetros (2.200 millas), que cambió por su más reciente compra, el Vitesse convertible que Okeke señala es uno de los 44 que se fabricaron. El diseño en negro y anaranjado es único.

«No se puede ordenar uno», dijo Okeke el martes tras regresar de Miami.

El sitio web de Bugatti señala que el auto alcanza los 408,8 kilómetros por hora (254 mph) y acelera de 0 a 100 kilómetros por hora (62 mph) en 2.6 segundos, y cuenta con mil 200 caballos de fuerza. El portal también informa que ya no hay modelos disponibles para su venta.

Bugatti ha construido y vendido 450 modelos Veyron entre 2006 y 2015, y 150 de ellos son convertibles, como el que Mayweather adquirió el lunes, dijo Okeke.

Okeke dijo que él y otros siguieron a Mayweather a su salida de la concesionaria de Miami, mientras el púgil se alejaba conduciendo de «manera progresiva» en la autopista de Florida, dijo diplomáticamente.

Señaló que Mayweather ya está pensando en su posible próxima adquisición, un Pagani Huayra de 3.2 millones de dólares que fue llevado a la sala de exhibiciones de Okeke en California. Okeke dijo que le ha vendido al boxeador más de 39 automóviles, cuatro de ellos Bugatti.

Fuente: Adrenalina
Comparte tus comentarios
TodoiRevista
Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.