Los gatos en realidad sí son amistosos, según la ciencia

33


La investigación de la Universidad Estatal de Oregón demostró que a los gatos les
gusta interactuar con los humanos más de lo que les gusta comer

Déjame contarte sobre mi hermoso hijo, Mizue. Él es un gato. Se acurruca a mi
lado y presiona su peluda cabeza contra mí cuando quiere que lo acaricie.
Ronronea y se frota contra todos los que conoce. Es el mejor, es lo que digo aquí,
y estoy absolutamente harto de que la gente diga que los gatos no son amistosos.

Los gatos son amigables.
Pero no creas en mi palabra. Gracias a una nueva investigación de la Universidad
Estatal de Oregon, publicada el viernes en Behavioural Processes, hay evidencia
científica de que los gatos son, según el estudio empírico, amigables. De hecho, el
estudio concluyó que a los gatos les gusta interactuar con los humanos más de lo
que les gusta comer. Sí, leíste bien: más que la comida. A mí nadie me gusta más
que la comida.

La motivación para el estudio fue aplicar en gatos pruebas cognitivas que ya se
han probado en perros y tortugas, con el fin de aclarar algunos conceptos
erróneos sobre la mala reputación que tienen los gatos de ser poco sociables.

"Cada vez más, la investigación en cuanto a la cognición del gato está
proporcionando pruebas de sus complejas habilidades sociocognitivas y de
resolución de problemas", escribieron los autores en el documento. "No obstante,
todavía es una creencia común que los gatos no son especialmente sociables o
entrenables. Esta discordancia puede deberse, en parte, a la falta de conocimiento
de los estímulos que prefieren los gatos, y lo que más los motiva a realizar
actividades".

La prueba se llevó a cabo con 50 gatos, tanto domésticos como de un refugio, y se
les privó de comida, juguetes y personas durante unas horas. Luego, los

investigadores les presentaron a los gatos diferentes estímulos en cuatro
categorías: socialización humana, comida, aromas y juguetes.

Los investigadores concluyeron que no había diferencias significativas entre los
gatos domésticos y los del refugio, y que la mayoría de los gatos preferían la
socialización humana a cualquiera de las otras categorías. La mitad de los gatos
prefirieron la interacción social a cualquier otro tipo de estímulo, mientras que sólo
el 37 por ciento prefirió la comida.

"Si bien se ha sugerido que la sociabilidad felina existe en un continuo, que tal vez
se inclina hacia la independencia", escribieron los autores, "hemos descubierto
que el 50% de los gatos evaluados prefirieron la interacción con los estímulos
sociales, aun cuando tenían la opción directa entre la interacción social con un
humano y sus estímulos favoritos de cada una de las otras tres categorías de
estímulos".

Entonces, ¿qué significa esto? Básicamente, que los gatos son amigables. Pero,
los autores señalan que las preferencias individuales de cada gato para la
socialización pueden estar influidas por su historial de vida o incluso su raza.

El estudio de unas pocas decenas de gatos podría no ser motivo de conclusiones
concretas, pero esto suena cierto para mí. Mi gato no pasa cada minuto del día
conmigo cuando estoy cerca. La mayoría de las veces está merodeando o
relajándose en un sofá. Pero es amistoso con todos y tenemos nuestros
momentos. Honestamente, a mí tampoco me gustaría pasar cada momento de mi
vida con la persona con la que vivo. Y para las personas que piensan que los
gatos son distantes o indiferentes, ¿ustedes son abiertos y amigables
instantáneamente con los humanos que conocen de manera aleatoria?

Tu gato te ama. Ámalo tú también.
Fuente: Excelsior

Comentarios
Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.