Raúl Caraveo Toledo

Lo peor del Segundo Debate, la organización e implementación del INE

Aquí cabría hacer una pregunta pública al INE y a los conductores Yurira Sierrra y León Krauze respetuosamente; ¿cobraron por conducir el Segundo Debate? Y ¿Cuánto cobraron por esa actividad?

La organización e implementación del segundo debate volvió a ser un fracaso para el Instituto Nacional Electoral no obstante los millonarios recursos y la disposición nacional de los ciudadanos, volvieron a fallar. Empezaré por describir que del primer debate se erogaría la cantidad de 243 mil 356.63 pesos, es decir 121 mil 678 pesos para cada uno de los conductores Azucena Uresti y Sergio Sarmiento ya que Denise Maerker que también participó no aceptó cobrar.

Poco tiempo después el viernes 18 se dio a conocer que Azucena Uresti declinó su pago por moderar ese debate, de Sergio Sarmiento aún no tenemos conocimiento. ¿Qué significa lo anterior? Simplemente una falta de coordinación o comunicación de los organizadores del INE el cual cuenta con una Comisión Temporal de Debates cuyo presidente es el consejero Benito Nacif. Sin embargo la responsabilidad es de todo el Consejo General presidido por Lorenzo Córdoba.

Para el segundo debate con un formato diferente, como es costumbre, algunos mexicanos todo lo echamos a perder al tropicalizarlo, se eligió estilo town hall meeting cuyo sentido es una asamblea participativa.

El problema fue la excesiva formalidad o acartonamiento de los selectos asistentes que fueron seleccionados como público a los que se les prohibió cualquier expresión de admiración, duda, fastidio, etc. Tuvieron evidentemente prohibido aplaudir, pararse, moverse, cruzar las piernas, sonreír, eran convidados como estatuas de sal o de piedra. Inmóviles, pasmados, pávidos. ¿A quién se le ocurrió tal cosa?

Al leer los asistentes unas preguntas que ellos no formularon, ni siquiera pudieron leerlas bien, lo que hizo parecer un montaje excesivo. Eso no es que un público interactúe, precisamente lo más importante la espontaneidad estuvo ausente.

Lo que sí destacó y no debió ser es el excesivo protagonismo de los conductores León Krauze y Yurira Sierra que quisieron moderar en debate en términos de una competencia de box, para lo que se prestaba muy bien la libertad de desplazamiento de los candidatos, Yuriria y Leo increparon y contrastaron respuesta y participaciones voluntariamente sin ser ese su papel, eran conductores o moderadores, no protagonistas. En ellos no cabía el debatir con alguno de los candidatos como ocurrió. Para bien o para mal del candidato que se quisiera presentar como retador o envalentonado, ese es otro tema y tocaría a la audiencia determinar posteriormente; si alguno de los candidatos –como Meade- trató de apropiarse de la palabra sin el sentido de responder, es su decisión. Así por el estilo cada candidato mostraría sus debilidades y fortalezas a su muy particular estilo, se logró en cierta medida.

Federico Arreola en una medición acota que el tiempo que hablaron los moderadores fue de 17:05 minutos Yurria, 13:40 León Krauze y 20:00 minutos cada uno de los candidatos.

El formato bien manejado daría para más, pero no, el INE lo truqueó, lo manipuló, los conductores se montaron en un protagonismo absurdo. Otra vez el gran problema de México, quisieron simular que hacían bien su trabajo.

En cuanto a la producción dos cosas; ¿por qué no abrieron un paneo para ver el momento del abrazo entre dos candidatos a propuesta de Jaime Rodríguez Calderón? Y ¿Por qué no abrieron otro paneo o las cámaras panorámicas para ver el final, final es decir el momento en el que las personas se relajan y comienzan a despedirse y salir del evento? En política todo cuenta..

Aquí cabría hacer una pregunta pública al INE y a los conductores respetuosamente; ¿cobraron por conducir el Segundo Debate? Y ¿Cuánto cobraron por esa actividad?

En otro plano.

Me preguntan varios lectores que quién considero que ganó el debate. Respuesta: nadie ganó, nadie perdió; se llegará a saber lo efectivo hasta el próximo lunes 28.

Lo que sí puedo anotar es que hoy, hace unos momentos el señor Santiago Nieto Castillo ex Fiscal de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEPADE) se suma a la campaña de Andrés Manuel López Obrador para “blindar” la elección. Así mismo ayer luego del medio día la popular cantante Belinda (4 millones de seguidores en Instagram, 5.5 millones de seguidores en Twitter y más de 9 millones de seguidores en Facebook) ha manifestado su simpatía por AMLO y su opinión de que es quien ganó el segundo debate.

Gracias por su lectura y recomendación en twitter y facebook

@raulcaraveo

Comentarios
Tags

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Close