Nicolás Durán de la SierraOpinión

Lilith y Lilu, amoroso empate; el Aleluyo y el obispo, vecinos; y el finolis “Robo del Siglo”.

El Minotauro
 
 
Por Nicolás Durán de la Sierra
 
Hallábase El Minotauro, lanza al ristre, correteando por el Laberinto a las súcubos Lilith y Lilu, aladas, desnudas y seductoras, cuando de pronto irrumpe Cronosseguido por la tan temible como deseable Tetis, Señora de los Mares, para reclamar al Héroe su desidia para organizar la merecida fiesta de El Escriba. El arribo del “padre del Tiempo”, sobra decirlo,  causó estupor entre la selecta troupede Creta.
        “Joder, y este vejete de dónde salió”, dijo Lilith zafándose del abrazo del Señor del Egeo, pero sin alejarse de la erguida lanza para no desairar al anfitrión; “¡Cojones!” soltó Marilyn Calipigia, luciendo su léxico caribeño; “¡Bienvenidos!” saludóAriadna, reponiéndose de la sorpresa y mostrando la fineza que le caracteriza. “Saludos, sólo atiendo a estas damas y voy con ustedes”, sentenció el Héroe tomando a Lilu por las alas.
        Podría anotarse que Teseo, aludiendo a Tetis, se quejó de que olía a pescado, pero no encaja dar eco a sus bobadas, o que Lilu no pudo decir nada por estar besando el plateado lomo del Héroe, pero con lo dicho en el párrafo anterior basta para la glosa del dicho estupor. Un estupor medio, se aclara, no de la talla del de Gregorio Sánchez, el Aleluyo, al saberse parte del “Robo del Siglo”, aunque ahora como víctima.
        Si bien el tema se tocará más adelante, de fuentes por lo general bien informadas se supo que en una de las cajas de seguridad de la empresa First National Security de Cancún, la intervenida por la PGR, estaba el original del libroInjusticia protegida, obra firmada por él y la que fue presentada recién en laUniversidad del Sur –cuac-cuac- aunque sinMargarita  Zabala, quien abría de disertar en la singular tertulia.
        Las mismas fuentes indican asimismo que el Aleluyo es vecino de caja del obispo Pedro Pablo Elizondo, el jefe local de losLegionarios de Cristo, pero no hay certeza de ello. Sí de que el prelado tenía allí su ‘guardadito’, mas no de su vecindad de bóveda. Sin embargo, ello no resultaría difícil ya que los dos se dedican al business de la fe y hasta fueron cómplices en el atentado contra el ‘Ombligo Verde’.
        Se anota que “la Márgara”, como dicen en confianza a la esposa del Felipe, y quien ahora anda de disque candidata independiente a la presidencia del país, sí estuvo en Cancún, pero con la meta de recabar quince mil firmas de apoyo a sus afanes. De paso, indicó que Ricardo Anaya, el líder panista, era un ‘hojuela’ o algo así; que la PGR era una gandalla y que sus agentes tenían el tufo del mercado de La Merced.
        (La derecha tradicional, la que ejerce el poder en el país, ha optado por maquillar sus aceradas fauces y hoy su rostro  tiene toques populacheros, como diciendo a los desposeídos que está de su lado, que si los ha de reprimir, pues de seguro será por su propio bien. Es en ese contexto que “la Márgara” se refirió a los de la PGR, los que con sus buscas desde luego mercan sus perjúmes en boutiquesde lujo, sólo eso faltaba…)
        Entrados en gastos, dejemos para después los devaneos lascivos del Héroe y los reclamos titánicos, pero se avisa que las armas de Creta quedaron en alto y que la fama amatoria del Gran Toro se expandirá por la Palestina entera, pues las damas en cuestión son judías o por lo menos se les tiene por tales en ese antiguo credo. Ellas lo objetan, alegan que no se llevan con fanáticos, pero ese es otro asunto.
        El caso es que en el rol de clientes de la empresa figuran los nombres de notables como el del ‘Remby’ Estrada, el hoy edil de Cancún y los de los ex alcaldes Paul Carrillo –se dice que tiene más de diez cajas- yCarlos Canabal, ahora metido de ‘periodiquero’, además de los de conocidos prestanombres deRoberto Borge Angulo, terror de los bienes públicos del Estado durante el quinquenio anterior.
        Según nota de El Universal, la PGR decomisó días atrás cuatro cajas de seguridad de Leticia Rodríguez Lara, “Doña Lety”, rea de narcotráfico en Cancún, y la investigación arrojó los nombres de presuntos “operadores financieros” de Borge Angulo que trataban con ella como Elías Capeline, asesinado director de Gobierno,Eliezer VillanuevaOmar Giacomán y Agustín Lara Souza, todos ex funcionarios estatales.
        Ello dio pie para que, según el diario, la PGR decidiera la incautación de las mil 500 cajas de seguridad de la bóveda de la empresa ante la indignación de lo más fino de la grey local,  la que por medio de la presión de los diputados federales y la intervención del gobernador Carlos Joaquín Gonzálezlogró que, cuando menos, las cajas no fueran llevadas a la Ciudad de México como pretendía la procuraduría.
        Todas las voces de los afectados en el llamado “Robo del Siglo” coinciden en que no se oponen al operativo, sino a la forma con que se efectuó, violando los derechos de cientos de ciudadanos “de todos los sectores sociales”, según quejosos, aunque al plantón no fueron vecinos de las zonas populosas de Cancún. Los quejosos no bloquearon una de las grandes avenidas urbanas, sino que le dieron un uso cívico.
        Cierto es que, cual dice doña Fina Arrigunaga, mentora de la cancuniquéMariana Orea, “aquí todos somos iguales, sí pero hay de iguales a iguales” Si los quejosos vistenChanel se les da protección en las avenidas, si van haraposos a la moda barrio o piden agua potable o salud pública, se les saca de las calles por la imagen, “sabe usté”. “Pobre del pobre que al cielo no va: lo joden aquí y lo joden allá” Dice el adagio…
        Pero vamos al tiempo de pillos. Según el diario Milenio con información extraoficial, en algunas cajas retenidas los agentes de la PGR hallaron “miles de plásticos bancarios sin personalizar, joyas, relojes finos y enormes fajos de dólares, euros y pesos”. Claro que la filtración al reportero, cuya nota se apoya en fotografías de archivo, apuntala la ejecución del operativo policial desde el punto de vista de la auoridad.  
Pese a sus alegatos, es obvio que se trata de un alarde de fuerza de la PGR, de un alarde abusivo, pues el dueño de la empresa ofreció llamar a los arrendadores de las cajas bajo sospecha y, si se precisa, abrirlas ante notario público. Acaso sean cincuenta las cajas que contengan bienes ilícitos, por lo que resulta ocioso dañarla a los otros clientes, sobre todo si la autoridad sabe a quienes buscaba.
 En esta saga aún inconclusa, los más de los afectados afrontarán un viacrucis para rescatar sus bienes pues antes que inocencia, la PGR presume su culpabilidad, como se verá en los días por venir. De entrada varios tuvieron que pagar el costo de ampararse. Además se dañó la imagen de Cancún, la que con sus “ejecutados” diarios y estos abusos, más que un destino turístico parece paraíso de la nota roja.
De regreso a la miga, como de seguro recordará el lector memorioso, Ariadna y Marilyn apostaron respecto de cuál de las dos, Lilith o Lilu, sería la primera en desfallecer en brazos del Señor del Mediterráneo y ninguna de las dos ganó: ambas cayeron casi de manera simultánea en el tálamo, pero con el embrollo de brazos y piernas, no quedó claro quién de ellas fue la primera en ser atendida. Empate técnico, pues.
      Al mejor estilo de Pedro Antonio Gutiérrez, el genial artista que ilustrara muchos números de la historieta “Lagrimas, risas y amor” de doñaYolanda Vargas Dulché, hemos de correr aquí púdica cortinilla para que el erótico trío no se inhiba, no vaya a ser que se les corte la pasión; la tela no debe ser sutil por el riesgo de que el dibujo de las siluetas sea más sugerente que la propia exposición directa.
      En virtud de que tan non columna está por concluir –algo virtuoso debía tener- y ya que el tema del disque “Robo del Siglo” va pa’largose darán aquí algunos detalles de la vida del dibujante estelar de la historieta más prolífica no sólo de México, sino del habla hispana. Si bien con varias tramas (Elpecado de Oyuki,RarotongaYesenia, etcétera) el cuadernillo superó los 50 millones de ejemplares en el siglo pasado.
      Según se anota en Puros cuentos: historia de la historieta en México, de Juan M. Aurrecoechea y A. Bartra, el artistapotosino llegó a la capital del país a los16 año e ingresó como aprendiz al estudio Artistas Unidos, de Ramón Valdiosera, donde al paso de los años pudo desarrollar “un estilo propio inspirado en los maestros americanos del momento como Foster, Raymond y Caniff”.
      Pedro Gutiérrez, como se firmaba, llegó a ser “el mayor exponente del medio tono, también llamado ‘café con leche’ y vendría a generar el estilo nacional para el cómic de corte realista durante cuatro décadas. Sus momentos de gloria estuvieron ligados a la Editorial Vid, y en especial a Yolanda Vargas Dulché y Guillermo de la Parra”. Murió en la Ciudad de México a finales del 2006.
Comentarios

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.

Artículos Relacionados

Close