Nicolás Durán de la Sierra

Libertad para Mario Villanueva

El Minotauro

Tras casi dieciocho años de prisión tanto en Estados Unidos como en México, reo de un crimen que no le han podido comprobar, el de narcotráfico; tras casi dieciocho años de batallas legales siempre cuesta arriba, el ex gobernador Mario Villanueva Madrid, de casi 70 años, sonríe ante la posibilidad de volver por fin a Chetumal, a su casa, para allí atender su disminuida salud, para pasar allí los años que le quedan.

La de él ha sido una lucha cruenta, una lid que le forzó a  graduarse en prisión como abogado para poder entender su kafkiano proceso, proceso del que todos los demás acusados del llamado ‘Caso Cancún’, sus supuestos cómplices, salieron libres de todo cargo; todos, claro, menos él, aunque resulta punto menos que imposible que solo hubiera podido cometer la larga lista de crímenes que se le imputaban.

A finales de 1999, con base en las absurdas acusaciones que formulara la PGR en su contra, desde tender un túnel en el pétreo subsuelo de Chetumal hasta reuniones con narcos que, después trascendió, estaban muertos; con un expediente judicial cercano a la fantasía pero no por tal menos venenoso, se editó el libro Justicia…! La defensa de Mario Villanueva ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El libro, del que se imprimieron en Chetumal uso diez mil ejemplares (primer tiraje de ese tamaño hecho en la capital estatal) fue ‘asegurado’ por la policía federal y se perdió, aunque algunos cientos lograron ser entregados a senadores y diputados de la LVII Legislatura y en las redacciones de los diarios nacionales. Sólo El Universal y La Jornada publicaron el documento elaborado por especialistas en derecho.

Así pues, Investigado una y otra vez por la policía federal de Estados Unidos en busca de sus supuestos nexos con el narcotráfico, superó con éxito los dilatados juicios hasta que, por estrategia jurídica –las pifias de la fiscalía neoyorquina no conviene exponerlas- se declaró culpable de un delito menor y salió libre… allá, pero la furia le esperaba aquí, donde tantas veces la ley se tuerce a conveniencia.

En agosto de 2012, ante la corte de Manhattan, en Nueva York, donde se llevaba su caso, los abogados de Villanueva Madrid habían logrado que se desecharan trece de los catorce cargos en su contra y sólo se le acusó de manejar recursos de procedencia ilícita. Atrás quedaban las acusaciones de haber llevado en el avión del gobierno de Quintana Roo toneladas de cocaína a los Estados Unidos, entre otras quimeras.

El de Mario Villanueva Madrid antes que penal, es a toda sombra un proceso político con una alta tramoya jurídica. Su enfrentamiento con el otrora presidente Ernesto Zedillo y sus secuaces está detrás de su penoso transito por tribunales y prisiones. O, mejor, debiera escribirse ‘estaban’, pues los más de sus actores murieron o están retirados. Sería difícil creer que a casi dos décadas  los rencores no se hayan enfriado.

El alguna vez publicitado ‘Caso Cancún’, que entre otras incluyó las aprehensiones de Rafael Lara y Lara, exalcalde de Cancún y de Deisy Baeza, colaboradora del exgobernador, en realidad no fue más que un gran blof  judicial que sirvió para disfrazar una venganza, una vendetta que al parecer todavía continúa pero ya por venal interés de funcionarios judiciales menores que quieren llenarse los bolsillos.

Entrevistado en un reclusorio de la capital del país, Mario Villanueva, lúcido pero muy enfermo, pide al presidente Peña Nieto que se respeten sus derechos y que, por su edad, se le permita cumplir el resto de su condena en casa. Por un raro giro legal, la PGR no le consideró el tiempo de prisión pasado en los Estados Unidos y ello extendió su condena. “Me tienen como al enfermo que ya se va a morir”, dijo en la charla.

Es tiempo ya de que Mario Villanueva vuelva a casa…

Comentarios
Tags

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.

Artículos Relacionados