Raúl Caraveo Toledo

Ley de Seguridad Interior, consummatum est.

El día de hoy se completa el proceso de la Ley de Seguridad Interior para que sea aplicada, en virtud de que se ha promulgado y publicado en el Diario Oficial de la Federación;  para entrar en vigor.  

El Presidente Enrique Peña Nieto declaró que la ha publicado para que sea consumado el proceso pero que no la utilizará como ejecutivo en tanto no la avale o dé su visto la Suprema Corte de Justicia de la Nación; si tiene dudas entonces para que la consuma o acaso espera la respuesta de la Corte como aval de la medida.

Numerosos organismos no gubernamentales, de Derechos Humanos, de la Organización de las Naciones Unidas, sociedad civil, artistas, actores e intelectuales  no fueron escuchados por el Presidente Peña, mientras contamos con una Ley de Seguridad Interior de la cual se duda su constitucionalidad. No solo la sociedad civil sino todos incluso su creador el poder ejecutivo.

A diez años del inicio de la guerra contra los narcos que emprendió el ex presidente Felipe Calderón, no es prometedor el panorama que viene.  La autoridad civil en México demuestra su ineficiencia; renuncia a su deber primario de procurar la seguridad de los ciudadanos; los gobiernos encabezados por Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto nunca cambiaron su forma de abordar el problema no obstante diferentes organismos de la sociedad civil presionaron institucionalmente, en forma cívica. Los gobiernos jamás cambiaron la manera de enfrentar al crimen organizado, no atacaron los círculos financieros; no interpretaron el problema como un problema de salud pública; no castigaron judicialmente a los políticos implicados con el crimen organizado, no profesionalizaron las policías locales, así podríamos continuar citando los vacíos que dejó el poder político y judicial.

Las autoridades civiles siguen inmersas en su círculo vicioso; militarizar al país en vez de incrementar profesionalización de policías y sistema de justicia penal; militarizar al país en lugar de cambiarlos términos del combate al crimen organizado; luchar contra la corrupción y la impunidad en su   lugar tratan de robustecer el poder militar en las calles para beneficio de la élite del poder.

Legalizan el fracaso de la guerra contra las drogas -de hecho- la misma Ley en el Artículo 9 dice: “La información que se genere con motivo de la aplicación de la presente Ley, será considerada de Seguridad Nacional, en los términos de las disposiciones jurídicas aplicables.” Así vuelven secreto, reservado y de excepción cualquier evento de su aplicación, opacidad absoluta. (Solo un ejemplo)

La Ley de Seguridad Interior dice en su Artículo 4. Para los efectos de esta Ley, se entenderá por: (…)  III. Riesgo a la Seguridad Interior: Situación que potencialmente puede convertirse en una Amenaza a la Seguridad Interior. (lo que sea; todo  es  potencialmente)

Aprobada de urgencia en el preciso inicio de periodo vacacional publicada en emisión vespertina un 21 de diciembre a las 17:33  la tarde.

Puede leerla en el siguiente enlace:  

http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5508716&fecha=21/12/2017

Mientras tanto  la campaña de José Meade no prende; el #HaciendaGate crece y las divisiones o fisuras en el partido en el poder son preocupantes.

Gracias por su lectura y reproducciones en twitter y facebook

@raulcaraveo 

Comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Cerrar