Julián Santiesteban

La unidad priísta, luego de Durango

“Los políticos son siempre lo mismo. Prometen construir un puente aunque no haya río.” – Nikita Jrushchov

Si el Partido Revolucionario Institucional (PRI) logra esta semana que en Durango haya candidato de unidad, lo mismo deberá esperarse en once entidades federativas más que también renovarán su gubernatura en 2016, y no es que haya fórmulas únicas para la designación de candidatos, pero tampoco se vislumbra que vaya a correr riesgos innecesarios y perder los estados que ya gobierna; así que las miradas de todos los priístas del país estarán en aquella entidad norteña.

El dirigente tricolor, Manlio Fabio Beltrones, y el mismo presidente, Enrique Peña Nieto, tienen en la selección de candidatos una prueba de fuego, pues el PRI gobierna 9 de las doce gubernaturas en juego, pero Chihuahua o Veracruz son verdaderos focos rojos, y tienen esperanza de recuperar otras como Oaxaca y Puebla, pero para ello deberán escuchar a los diferentes grupos políticos de cada estado, para evitar, en lo posible, escisiones que generen más pérdidas de las ya calculadas.

Como hemos señalado en anteriores ocasiones, las tendencias parecen favorecer al PRI, pero hay pésimas gestiones estatales en entidades como las señaladas; y es en esa circunstancia que los grupos de poder locales parecen tomar relevancia, y evidentemente los gobernadores de las entidades tienen capacidad de incidir en los rumbos de sus entidades, siempre y cuando su opinión no represente rupturas insalvables, para lo cual se echará mano de los demás espacios por elegir.

Y es que con esa tendencia, sería de esperarse que gran parte de las 765 presidencias municipales, 239 diputaciones de mayoría relativa y 149 de representación proporcional, se mantengan en manos de los tricolores, pero habrá que ver hasta dónde son suficientes para lograr negociaciones entre los grupos; y es ahí, de nuevo, en donde Durango servirá como un factor indicativo de lo que pudiera ocurrir en el resto de las entidades, al ser el primero en el que se designará candidato; y al existir, según han destacado medios nacionales, el compromiso ya firmado por parte de todos los precandidatos, para apoyar a quien sea designado “por el gran dedo elector”, tan característico en nuestra democracia nacional.

Lo cierto es que, para el caso de Quintana Roo, medios nacionales diversos han presentado a sus “ganadores”, pero en cualquiera de los casos se señala sólo a tres finalistas: el alcalde de Solidaridad, Mauricio Góngora Escalante; el subsecretario federal de Turismo, Carlos Joaquín González; y el diputado federal José Luis Toledo Medina.

Medios como el periódico Reforma habla de manera constante del “veto” político que tiene el subsecretario Joaquín González; lo mismo que el columnista Pablo Hiriart en El Financiero; de Mauricio Góngora Escalante, en el periódico Excelsior, Jorge Fernández Menéndez, dice que es el que más capacitado está para gobernar, aunque su columna aparece como “comunicado de prensa” cuando se la busca desde Google, evidenciando que se hizo “a petición de parte”; y por último, el diputado federal José Luis Toledo Medina, fue señalado por el periódico Milenio, en su columna Trascendió, como los personajes que sobresalen en la lista de doce candidaturas a la gubernatura a definirse antes de que concluya el mes de diciembre de 2015. Por cierto, el diputado federal es el único que ha recibido “guiños claros desde la Presidencia de la República (http://eleconomista.com.mx/sociedad/2015/11/06/pena-nieto-ofrece-bienvenida-oficial-raul-castro ).

De todas las entidades en juego, tal vez Quintana Roo es la que más destaca por buscar desde los medios nacionales influir en las decisiones por la candidatura a la gubernatura; aunque se elegirá mandatario también en Aguascalientes, Zacatecas, Tlaxcala, Hidalgo, Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz,  Durango, Oaxaca, Sinaloa y Puebla; los primeros ocho, al igual que Quintana Roo, gobernados por el PRI; y los otros tres por ex militantes priístas que fueron postulados por coaliciones opositoras integradas, entre otros, por el PAN, PRD y Convergencia (ahora Movimiento Ciudadano).

Ahora bien, con todo lo ya expuesto queda claro que la siguiente semana; es decir, luego del “pacto de Durango”, las demás entidades deberán firmar su respectivo pacto de unidad; con lo cual se corrobora además lo expresado por el ex gobernador quintanarroense y actual secretario técnico del Consejo Político Nacional del PRI, Joaquín Hendricks Díaz, en el sentido de que todos los aspirantes serían llamados a la “mesa de negociaciones.”

Por último, en este espacio hemos señalado que, aunque grupos políticos y la “prensa amiga” señalan que las candidaturas se definirán formalmente hasta finales de enero de 2016, éstas quedarán realmente apenas pasada la segunda semana de diciembre de 2015; por ello será importante conocer si alguno de los buscadores del “banderín” no firma los documentos que se presenten, de lo cual la famélica oposición “pide su limosna” para tener candidatos; así se observa desde aquí,  A Tiro de Piedra, nos leemos en la próxima.

Como siempre, le dejo notas que fundamentan lo expresado…

Comentarios
Tags

Julián Santiesteban

Periodista. Nacido en Parral, Chihuahua. Quintanarroense por decisión,bohemio de afición y franco aun con el riesgo que implica.
Close