La Fuerza Aérea de EE.UU. perderá la superioridad aérea para el año 2030 ante potenciales rivales a menos que opte por cambios radicales. Es cada vez más evidente que los aviones de combate estadounidenses F-22 Raptor y el F-35 Joint Strike no serán suficientes para mantener una superioridad en las próximas décadas, sostiene el experto en defensa, Dave Majumdar, en su artículo de la revista ‘National Interest’.

Según un informe del Pentágono, la «Fuerza Aérea (estadounidense) en el 2030 no será capaz de combatir contra los avances tecnológicos militares de potenciales adversarios. El entorno operativo cambia rápidamente y la Fuerza Aérea no puede permitirse el lujo de desarrollar sistemas de armas utilizando enfoques tradicionales».

De acuerdo con Majudar, las principales amenazas para la hegemonía aérea de EE.UU. provienen del caza ruso de quinta generación T-50 (PAK-FA) y del caza furtivo chino Chengdu J-20, además de los avanzados sistemas de defensa antiaérea con los que cuenta Rusia.

Ante esto, el informe de la Fuerza Aérea estadounidense recomienda desarrollar un nuevo tipo de aeronave, de sexta generación, con el objetivo de mantener la ventaja aérea frente a los potenciales rivales después del 2030.

Comparte tus comentarios
FuenteRT
TodoiRevista
Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.