Para el Café

Hoy – Poema

Hoy, aunque sea solo para llevar la contra, aunque sea solo por tercos y necios. Hoy, solo hoy, vamos a querernos más, vamos a restar importancia a la apariencia, vamos a llenarnos de detalles y no de regalos.

Solo por joder, vamos a amarnos a pesar de lo que digan. Quiéreme desenfrenada, sucio, fuerte, rápido, malcriada. Hoy ámame a contracultura, a contrapunto, contra todo.

Solo hoy vamos a cerrar la boca y querernos donde estemos, donde nos encontremos. Hoy y solo hoy vamos a dejar que nos vean y digan lo que sea. Hoy vamos a callar y tratar de ser felices, para variar, para que se mueran de envidia, para sentirnos tantito más vivos.

Cariño, te propongo, hoy, hay que amarnos más que ayer, más que nunca, más que siempre, más que todos. Solo hoy, lo juro, mañana haremos otras cosas, mañana se acaba el trato, mañana que se acabe el mundo.

Si hoy me amas hasta la locura, si hoy te amo cada diente, cada vello, cada palabra; si hoy me amas hasta desesperar, hasta los huesos, con toda tu atención; entonces, que mañana se muera Dios.

Hoy intentaré perder la cabeza por ti. Hoy voy a desentender el mundo y alcanzar la locura de tu mano; para desatender las reglas del amor, para pasar por alto el café, la decencia, para olvidar a tus padres, el trabajo, las horas del día, apuntes, deudas emocionales, crédito sentimental, culpas, pecados. Hoy vamos a darlo todo cariño, vamos a quemar la moral.

El último acto de revolución vendrá del corazón, de la locura que nace tus piernas, mujer; de los destellos celestes en ese par de ojos marrón, de la fuerza que embriaga mi pecho cuando miro el tuyo.

Hoy nos toca cambiar el mundo.

Calla y bésame en la boca.

Comentarios
Etiquetas

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Cerrar