Guardianes de la Bahía: Ni todos los salvavidas del mundo salvan a este film

Dwayne Johnson, Zac Efron, Ilfenesh Hadera, Alexandra Daddario, Kelly Rohrbach y Jon Bass son los nuevos guardianes de la bahía en esta adaptación cinematográfica de la famosa serie de los 80s-90s.

142

Mitch Buchannon (Dwayne Johnson) es un estricto socorrista que está al frente del grupo de socorristas de una playa en Florida. Su equipo está conformado por las guapas y valientes Stephanie Holden (Ilfenesh Hadera) y C. J. Parker (Kelly Rohrbach). Para poder completar su plantilla, Mitch se ve en la necesidad de integrar a tres nuevos socorristas a su grupo: Summer Quinn (Alexandra Daddario), Ronnie (Jon Bass) y Matt Brody (Zac Efron), un excampeón olímpico que más que ayudar le trae problemas de todo tipo al equipo. Juntos tendrán que llegar al fondo de un crimen relacionado con drogas y asesinatos antes de que sea demasiado tarde.

Dirigida por Seth Gordon (Ni en tu casa ni en la mía, Quiero matar a mi jefe), “Guardianes de la Bahía” (Baywatch, Estados Unidos, 2017) es la adaptación cinematográfica de la famosa serie de televisión homónima estrenada a finales de los 80s pero que alcanzó fama internacional a principios de los 90s.  Dicha serie no debía su éxito a su gran calidad, de hecho era bastante mediocre, sino al atractivo visual que ofrecía tanto para hombres como para mujeres. Y en parte a que no te quitaba más de una hora de tu día y no se necesitaba pagar para verla ya que pasaba por televisión abierta (al menos en México). Pero a casi 30 años del estreno de la serie ¿Era necesario llevarla a la pantalla grande? La respuesta es no, pero a continuación les explico los porqués.

Hace unos meses se estrenó en México la cinta “Chips: Patrulla Motorizada”, la cual se basaba en la serie de televisión del mismo nombre. Aquella cinta no era más que un desfile de “chistes” ramplones, personajes inexistentes y una historia relacionada con un crimen pero que no tenía ni pies ni cabeza. Y aunque sí recuperaba varios elementos de la serie parecía que únicamente utilizaba el nombre de ésta para atrapar un poco más de público. Y como si tuvieran una plantilla, “Guardianes de la Bahía” cuenta con la misma fórmula de “Chips: Patrulla Motorizada” sólo que ligeramente más entretenida. Hasta repiten la fórmula de los dos protagonistas, uno maduro, serio y enojón y el otro joven, inmaduro y problemático.

“Guardianes de la Bahía” basa su comedia en chistes sobre “penes”, eso es todo, la mayoría de los gags son sexuales pero tratado de la manera menos original y más vulgar posible. No dudo que este tipo de comedia entretenga a algunos jóvenes de secundaria, no hay ningún problema con eso, pero dudo mucho que la mayoría del público disfrute de ella.

El guion es un gran problema, no sólo por los ramplones chistes y momentos cómicos, también porque la historia no va a ningún lado, sí se trata de desarrollar un conflicto pero no tienen éxito en logra-r que éste sea interesante. Además, no logra encontrar un mismo tono, no se define como sólo acción, acción fársica, comedia o sólo farsa. Los personajes son vacíos, rayan en lo ridículo y su actuar es predecible.

Donde “Guardianes de la Bahía” encuentra su única fortaleza en sus actores, no porque den lecciones de actuación, sino porque son, a pesar de la pobreza de sus diálogos, cumplidores con sus papeles. Dwayne Johnson es sumamente carismático, eso nadie lo puede negar, nos ha comprobado que puede cargar con el peso de una película de este tipo sin ningún problema. Eso sí, cuando llegan las escenas dramáticas no hay ni cómo ayudarlo. Zac Efron ya nos tiene acostumbrados a este tipo de papeles, a estas alturas creo que todos somos conscientes que no da para nada más que hacer personajes que son iguales a él en la vida real y, por ende, su actuación logra salir avante en este film. Alexandra Daddario lo hace muy bien, independientemente del agasajo que supone verla en pantalla, me da la impresión de que tiene calidad para papeles mucho más complejos, siempre y cuando se aleje lo antes posible de estos personajes que no son más que un atractivo visual. Jon Bass es lo mejor que tiene la cinta, podría caer en la exageración y convertirse en un personaje ridículo, en lugar de eso lograr ser carismático y muy divertido. Ilfenesh Hadera y la hermosa Kelly Rohrbach también cumplen.

“Guardianes de la Bahía” copia la fórmula de “Chips: Patrulla Motorizada”, chistes ramplones en medio de una historia supuestamente de acción que, aunque sí toma elementos de la serie original, hacen uso del nombre de ésta sólo para atraer un poco más de público y no ser un fracaso. En el caso de “Guardianes de la Bahía” los actores valen la pena, no porque den catedra de actuación, sino por su carisma y atractivo físico. Pero si piensan pagar sólo para ver a estos actores en traje de baño pues déjenme presentarles algo llamado internet. Las escenas de acción son lamentables, los efectos visuales son de tercera, sobre todo la secuencia donde sale Belinda, y los cameos son lo más forzado e innecesario que he visto en mucho tiempo.

“Guardianes de la Bahía” es un desfile de chistes ramplones y situaciones que sólo resultan cómicas para jóvenes de secundaria, todo se reduce a ver músculos y nalgas sin ninguna historia interesante. Ni todos los guardianes de la bahía la salvan de ser una de las peores películas del año.

Comentarios
Calificación
Cuenta con algunos momentos entretenidos
Freddie Montes
Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos