Nicolás Durán de la Sierra

Félix González, perseguido  

Por/ Nicolás Durán de la Sierra 

El panorama político que se vive en el Estado de cara ya al proceso electoral es, de menos, insólito: Roberto Borge está preso por ladrón en Panamá, en tanto que su padrino, el senador Félix González, el jefe del clan que se adueñara de Quintana Roo por casi doce años, hace frente a una situación difícil ante la PGR por los graves delitos patrimoniales que se le imputan.
 
Félix González fue el exgobernador que, según se dice en las demandas, comenzó con el tráfico de predios y propiedades estatales, una práctica que continuó su sucesor en el cargo Claro que el hoy senador alista su defensa y que de ir a juicio éste sería largo, pero por lo pronto va a estar tan ocupado que será difícil que tenga tiempo para interferir en este proceso electoral.
 
No sobra señalar que igual de alterados se hallan los muchos socios tanto políticos como empresariales de los dos exgobernadores, entre ellos, se dice, la cúpula nacional del Partido Verde. La noticia judicial, para la coalición PAN-PRD en el Estado, fue casi música del cielo, fue tanto como escuchar que Cancún, la joya de la corona política, ya está a su alcance.
 
Si bien las denuncias contra Gonzales Canto llegaron en un momento político oportuno para la coalición en el poder, ello no implica que las acusaciones falten de base. No es la primera vez que se le señalan abusos y tropelías, pero sí es la primera ocasión que se va tras él por la vía judicial. Para muchos, él era un ejemplo claro del significado de la palabra impunidad.
Comentarios

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.
Close