Nacional

En México, 7 de cada 10 que nacen pobres se quedan pobres: CEEY

En México existe una diferencia de casi 15 veces lo que ingresa una persona que está en el quintil I, que lo que gana una persona del quintil V.

En México, siete de cada 10 personas que nacen en situación de pobreza se quedan así toda su vida, estableció el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Roberto Vélez, director de este organismo, refirió que la mitad de los que nacen en el quintil más bajo de la población mexicana se quedan ahí. Y cuatro de década 100 llegan al quintil V, es decir, apenas logran un mejor ingreso, añadió.

“La gente que nace en niveles altos tiene más posibilidades de avanzar a otro quintil; mientras que los que nacen en la pobreza se quedan ahí. Es necesario repensar la política social para enfrentar los problemas sociales y políticos que hay en el país”, sentenció.

El director del CEEY añadió que la brecha en el nivel de ingresos entre el quintil más bajo y el más alto no se ha reducido de manera significativa en los años recientes.

En 1992, expuso, una persona que se encontraba en el quintil I percibía ingresos por 4,000 pesos mensuales; mientras que el quintil V ingresaba 49,700 pesos. Es decir, existía una diferencia de 12.4 veces lo que gana alguien que está en el quintil I que lo que gana una persona del quintil V.

En 2016, un trabajador que se encontraba en el quintil I recibía 3,200 pesos; mientras que el quintil V fueron 40,700 pesos, con lo que se tenía una diferencia de 12.7 veces entre el salario que recibía una persona de mayores ingresos a una de menores.

Vélez comentó que se han reunido con los candidatos presidenciales para exponerles las reformas que se requieren en el sistema de seguridad social para mejorar tanto la movilidad social del país, el sistema de salud y sistema de pensiones.

“Cada uno de los candidatos reconoce el problema de seguridad social que hay en el país y están evaluando la posibilidad de una universalidad del sistema”, platicó.

México, con baja movilidad social: BM

Por su parte, William Wiseman, líder de práctica global de protección social para México del Banco Mundial, dijo que México se mantiene como uno de los países con más baja movilidad social. Es decir, la población de menores ingresos tiene escasas probabilidades de mejorar su calidad de vida, a pesar de contar con estudios.

“Si bien se han hecho avances en el acceso a los servicios básicos, la movilidad social en México sigue siendo baja”, expuso durante la presentación del libro El México del 2018, movilidad social para el bienestar, hecho por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Indicó que uno de los puntos más preocupantes en donde México sale mal evaluado es la movilidad relativa, que se refiere a cómo van evolucionado los ingresos de una persona sin importar el patrimonio de su familia, pues ocupa el lugar 106 de 144 países en el mundo.

“Es un reto enorme para México la movilidad social, pero es en muchos países también. En general los países desarrollados tienen niveles de movilidad social relativa más altas que los países emergentes”.

El representante del Banco Mundial añadió que México tiene un buen desempeño en movilidad absoluta, que se refiere a los ingresos de una generación con respecto a los ingresos de la generación de sus padres, ya que México ocupa el lugar 106 de 144 países considerados.

Comentarios
Fuente
El Economista
Tags

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Close