Raúl Caraveo Toledo

En el arrancadero; una campaña y dos candidatos

El huracán de Macuspana

A punto de iniciar la etapa final (por fin mencionada por su nombre) de las campañas éste fin de semana el escenario es el siguiente;

Uno -Los números de las encuestas no se han movido significativamente, excepto para el puntero, López Obrador incrementó su preferencia que ronda del 37 al 44% le sigue Ricardo Anaya con 23-31%, José Antonio Meade con 20-25% y al final Margarita Zavala con de 4 a 7% según datos de   Oraculus en su poll of polls. Aquí los vaticinios de quienes hace tres meses mencionaban que AMLO había llegado a su techo que era su piso, es decir 33% y que no se movía, fueron completamente erróneos y no porque leyeran mal, sino porque sus manipuleos tendenciosos se enfrentaron  a la realidad.

Ricardo Anaya hizo varios nombramientos, entre ellos el peor de todos recayó en Jorge Castañeda para ser una especie de estratega en jefe, como primer acto de precampaña éste estratega en jefe lo empinó antes de la salida, el ex canciller foxista declaró que las acusaciones de lavado de dinero distrajeron a Anaya y dejó de subir, así mismo mencionó que Margarita Zavala como candidata independiente le podría quitar 3 o 4% de los votos a su jefe y candidato frentista. Una vez  extendida el acta de defunción solo habrá que esperar como se hace a un lado el chico maravilla que de hecho ya se estaba divulgando mucho la idea de haber disminuido su perfil y presencia desde hace varias semanas. Si Anaya acostumbrado a la traición solo se reúne con personas acostumbradas a la traición, es un hecho que recibirá lo mismo, aunque ahora tendrá la oportunidad de hacer más bodegas industriales y hasta hangares en el Nuevo Aeropuerto de México.

José Antonio Meade muy lentamente parece haber incrementado puntos, en parte por los desencantados por Anaya o por los independientes fallidos; Margarita Zavala nada más no repunta hasta hoy, si en tres semanas sigue igual eso significará que ni asume puntos de Anaya ni tiene la capacidad para generar empatía y puntos, es decir es una candidata incolora  e insípida, y no va a representar nada en el marco de la contienda, sólo podrá ser un marco contextual para corroborar que fue el plan b y ahora solo pueda actuar como corifeo del candidato priista. Se confirmará la alianza Peña Nieto-Calderón. Esto lo veremos nítidamente en los debates.

Dos -La más reciente sorpresa es poner de manifiesto que el candidato puntero Andrés Manuel López Obrador parece haber encontrado la llave maestra o la combinación efectiva para hacer que todos los demás candidatos, sus equipos de campaña y el Presidente Enrique Peña Nieto bailen exactamente al son que el tabasqueño les  toque. Esta semana el tema fue la apertura de expedientes de contratos del Nuevo Aeropuerto de México con el fin de revisar que estén exentos de corrupción o condiciones que lesionen la soberanía y economía nacional. El tema actuó milagrosamente uniendo a Peña Nieto, Meade, Anaya, Zavala, incluso Cámaras del sector que parecían abrirse al debate finalmente cerraron filas en torno al viejo plan original; la reacción sobredimensionada hizo parecer a López Obrador como un Presidente Electo en funciones, y no es así.

El escenario en el arrancadero de las campañas, con miles de spots, arengas, despensas, discursos y todo lo que traen no es nada mejor para que gráficamente lo representemos con la unión indestructible que los marcó bajo la pauta del tema del aeropuerto, la clase gobernante, todos para enfrentar lo que parece una amenaza etérea, incorpórea, pareciera la amenaza de un  huracán nivel 9 proveniente de Macuspana, Tabasco.

Tres –En las calles, plazas, mercados populares del interior del país el clima es otro, al mexicano común y corriente no le interesa mucho la corrupción de un aeropuerto en Texcoco que será inagurado en cinco o seis años; tampoco las rondas petroleras del Golfo de México o los ex gobernadores delincuentes en prisión o fuera de ella que lentamente le van ganando etapas a sus juicios para finalmente salir libres y disfrutar lo robado; el mexicano modesto recuerda que tiene funcionarios y Gobierno cuando asiste a una gasolinera a cargar combustible para su auto o cuando, -si no tiene auto-, tiene que cargar gas LP para hervir sus alimentos y descubre que el costo es de 450 pesos por un cilindro de 20 kilogramos; luego ese mismo ciudadano que normalmente cuenta con televisión al encenderla es espectador de mensajes apocalípticos, violencia, ataques en serie y bien organizados muy alejados de la realidad, generalmente para hacer pedazos a un solo personaje.

 

Gracias por su lectura y seguirme en twitter y facebook

 

@raulcaraveo

Comentarios
Tags

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Close