El PRI ha sido declarado virtual ganador de las elecciones en el Estado de México 2017

“De acuerdo al IEEM, Alfredo del Mazo obtuvo la victoria de la contienda electoral”

221

Ha transcurrido una semana desde que se llevaron a cabo las elecciones para elegir al próximo gobernador del Estado de México y de acuerdo al IEEM, se concluyó el cómputo y el recuento de votos en los 45 consejos distritales de la entidad, arrojando los mismos resultados que previamente había ofrecido el PREP en el conteo rápido. De acuerdo a esta información: “Alfredo del Mazo obtuvo 2 millones 48 mil 325 votos, mientras que Delfina Gómez se quedó con un millón de 879 mil 426” (Milenio, 09/VI/17). En tercer lugar se posicionó el perredista Juan Zepeda con un millón 87 mil 608 votos y en último lugar quedó, como ya es costumbre, la panista Josefina Vázquez Mota con tan sólo 685 mil 563 votos. Según éste conteo, la diferencia entre el primero y el segundo lugar es de más de 2%, esto quiere decir que se obtuvo un porcentaje superior al requerido para solicitar una reapertura de los paquetes electorales en su totalidad.

Por otra parte, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México dio a conocer un informe en donde muestra el número de votos inválidos y el porcentaje aproximado de la participación ciudadana el día de las elecciones estatales: “…marca como inválidos 175 mil 931 votos, los cuales representan el 2.98% del total de boletas utilizadas. La participación fue de 53.5%, lo que significa 7.4 puntos arriba de la registrada en 2011” (Milenio, 09/VI/17). Con la respectiva información oficial, se abrió la convocatoria (vigente durante cuatro días) para que los partidos políticos que deseen impugnar la elección acudan a los tribunales correspondientes si es que argumentan de manera comprobable irregularidades durante el proceso electoral. Por lo tanto, si no se presenta ninguna impugnación por parte de cualquier partido, dando paso a que todos los contendientes acepten el resultado ratificado por el IEEM, la constancia de mayoría como ganador será entregada a Alfredo del Mazo a finales de agosto del año en curso.

Es hasta este punto en donde le pregunto a usted, estimado lector: ¿Cuál es su opinión respecto al ejercicio electoral que se vivió hace algunos días en el Estado de México? ¿Piensa que fue un ejercicio limpio y equitativo o que se hizo uso de tácticas ilegales en favor de algún partido político para conseguir la victoria? Si es que aún se muestra indeciso para formular una respuesta, permítame darle algunos datos que bien podrían ayudarle a cuestionar la legalidad de ésta última elección:

  • A lo largo de la campaña electoral para la gubernatura de la entidad, las principales redes sociales fungieron como medios de información vitales para aquel sector de la población que se mostraba indeciso a ejercer su voto, esto posibilitó la llamada “Guerra sucia” mediante el bombardeo de rumores respecto a una supuesta declinación del candidato perredista a favor de Delfina Gómez, supuestas amenazas de la candidata de MORENA hacia los electores que no querían votar por ella, y la práctica del “acarreo digital” mediante cuentas automatizadas (o también conocidas como “bots”) que desprestigiaban de manera constante su imagen con acusaciones de peculado, extorsión a sus propios trabajadores y hasta nexos con el narcotráfico, entre otras cosas. Esto con la finalidad de incrementar la preferencia a favor del candidato priista.
  • Casi al término de su campaña, Alfredo del Mazo suscitó la polémica con la entrega de tarjetas de cartón inservibles promoviendo el llamado “Salario Rosa” para las mujeres de la entidad. Digo inservibles, porque tales tarjetas no contaban con algún chip o banda magnética, y mucho menos con efectivo, ya que sólo eran representaciones simbólicas de promesas que, en caso de que el candidato priista llegara a salir victorioso, se volverían realidad con apoyos de no más de 1000 pesos mensuales para su electorado femenino. Cabe señalar que de acuerdo al artículo 209 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, queda prohibida “la entrega de cualquier tipo, en el que se oferte o entregue algún beneficio directo, indirecto, mediato o inmediato, en especie o efectivo, a través de cualquier sistema que implique la entrega de un bien o servicio”. Llámelo compra o coacción del voto, a fin de cuentas el primo del Presidente de la República incurrió en un delito electoral.
  • Durante las últimas semanas de la campaña electoral, se efectuaron diversos procedimientos para desalentar el voto en el Estado de México. Tres de los ejemplos más sobresalientes fueron las llamadas anónimas a teléfonos fijos advirtiendo de la ola de violencia que supuestamente iba a desatarse el día de las elecciones, las narcomantas con mensajes intimidatorios referidos a la candidata por MORENA en distintos municipios de la entidad y la aparición de cabezas de cerdo ensangrentadas frente a distintos centros de votación y oficinas de este mismo partido. No olvide que la FEPADE no dio con los responsables de tales delitos electorales.
  • Antes de las 12:00 AM del día 5 de junio (a tan sólo unas horas de haber concluido la jornada electoral), el IEEM adelantó los resultados de su conteo rápido que, como se sospechaba, favorecieron al candidato del PRI, contabilizando únicamente alrededor de 1,347 casillas de un total de más de 18 mil. O sea que, aun cuando ni la cuarta parte de las casillas habían sido computarizadas, el mencionado órgano declaró a un virtual ganador. En cuanto al PREP, tanto en Facebook como en Twitter circularon decenas de fotografías en las que se ven actas de las casillas (también conocidas como “sábanas”) alteradas, rayadas, borradas y validadas con cifras contradictorias que en el conteo oficial revelaron inconsistencias graves a favor del candidato priista.

Estos son sólo algunos datos que hasta la fecha se han podido corroborar con mares de información compartida fuera de la televisión. Ante esto, la indignación ante la inacción de las instituciones encargadas de transparentar el proceso electoral no se ha hecho esperar. Parece ser que nuevamente se ha revivido el fantasma del fraude, pero ahora, dentro de una elección estatal, no federal. Y así, mientras se espera el veredicto final, que a todas luces favorece al partido de Arturo Montiel Rojas, Enrique Peña Nieto, Eruviel Ávila Villegas y Alfredo del Mazo Maza, se pospone la incertidumbre que ratifica la posible continuación de una dinastía derechista que estaría por consagrarse al frente del poder por casi un siglo ininterrumpido.

Gracias por su lectura.

Twitter: @erosuamero
Facebook: Eros Ortega Ramos
Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com

Comentarios