Lo Prohibido

El miedo

Si dejaras el miedo podrías expresar tus verdaderos sentimientos que los dejaste a un lado cuando tuviste que elegir ser fuerte y no mostrar lo que tu corazón realmente quería. ¿Qué pasaría si tomaras el valor de buscarme para poder estar juntos? Estaríamos de nuevo de una vez por todas.

De mi parte comprendí que no soy yo quien oculta sus sentimientos, sé que ambos nos equivocamos, pero somos humanos. que en ocasiones no somos capaces de razonar y ver que las acciones son a causa de impulsos y emociones, hacemos cosas que al hacerlas no podemos darnos cuenta de que existe la posibilidad del error, de lastimar a alguien e incluso perder a personas y momentos importantes para nosotros. Pero a pesar de nuestros errores y malas decisiones tenemos una segunda oportunidad para remediar y recuperar todo lo que ya hemos perdido. Toma tus miedos y recuerdos y arrojados lejos de ti, date la oportunidad de retomar esta historia juntos, para seguir construyéndola y seguir nuestro propio camino olvidándonos de las cosas malas y seguir amándonos como lo hicimos en el pasado

Comentarios
Tags

El Señor Prohibido

Hola que tal, mi nombre es Max Damián, soy “El Señor Prohibido”. Soy mexicano y vivo en Acapulco, Gro. Gran parte de mi vida me la pase fuera de mi país debido a los viajes que mis padres hicieron fuera de aquí. Tuve la inquietud de comenzar a escribir de lleno hace un par de años apenas, y debo decir que al principio no me agradaba mucho la idea de leer o escribir poesía; sin embargo, poco a poco fui captando la idea e interesándome un poco más en este bello mundo el cual ahora amo con mucha intensidad y debido a eso me llevó a hacer este personaje el cual es una mezcla de caballerosidad, amor, misterio, pasión, lujuria, erotismo… y unas cuantas cosillas más. Hablo muy poco de mí y muy poca gente me conoce, prefiero que la gente me conozca por mis letras y espero motivar y transmitir a través de ellas sentimientos que poco a poco se han ido esfumando en una relación; no me considero una persona perfecta pero si con alta percepción de la realidad en que vivimos.

Artículos Relacionados

Close