El Estado de México que deja el PRI a unos cuantos días de las elecciones estatales

“De acuerdo a cifras oficiales, la entidad gobernada por Eruviel Ávila Villegas es la más insegura del país”

263

El Estado de México es una de las treinta y un entidades federativas que forman parte de la República Mexicana. Es uno de los estados fundadores de la federación, está dividido en 125 municipios y su capital es Toluca de Lerdo. De acuerdo a información del INEGI, tiene una población de 16,187,608 habitantes aproximadamente (87% urbana y 13% rural), de la cual 8,353,540 son mujeres y 7,834,068 son hombres, ocupando así el primer lugar a nivel nacional en densidad poblacional.

En el ámbito económico, el Estado de México aporta el 9.3 del Producto Interno Bruto Nacional ya que cuenta con 534,838 unidades económicas que representan el 12.6% del país (INEGI, 2008). En contraste con esto, de acuerdo al estudio de medición de la pobreza realizado por el CONEVAL del año 2012 al 2014, la entidad posee el mayor número de personas en situación de pobreza con 9.46 millones aproximadamente.

En materia de seguridad pública, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el Estado de México ocupa el primer lugar en incidencia delictiva nacional con 20,589 casos tan sólo registrados en el mes de abril del año en curso. Por otra parte, según datos de la más reciente Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE 2016) realizada por el INEGI, los delitos más cometidos en el Estado de México son el robo o asalto en la calle o en el transporte público, la extorsión y el fraude.

Respecto al cada vez más conocido municipio de Ecatepec de Morelos, según datos del índice realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) titulado “Las Ciudades más Habitables de México 2016”, es uno de los peores lugares del país para vivir. Asimismo, conforme a los datos obtenidos por la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana realizada también por el INEGI en el mes de marzo del año en curso, el municipio con mayor porcentaje de personas de 18 años y más que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro fue Ecatepec de Morelos. Por otra parte, los datos de los últimos informes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad revelan que se comete un asalto en Ecatepec cada 17 horas, de los cuales la mayoría son de alto impacto. Así, el municipio más poblado del país registró durante el primer trimestre de 2017 más de 100 asesinatos, por lo tanto, superó en índices delictivos a ciudades como Acapulco, Tijuana y Ciudad Juárez.

Hablando de privación de la vida, la violencia sexual y el feminicidio son dos referentes obligados, ya que por primera vez en la historia la Secretaría de Gobernación (SEGOB) emitió la llamada “Alerta de Violencia de Género” en distintos municipios del Estado de México, entre ellos Ecatepec de Morelos, ya que según datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), en relación con los delitos de violencia sexual, las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública registraron que en el año de 2012 y 2013 se cometieron 4855 violaciones sexuales y 4062 homicidios dolosos de mujeres respectivamente.

Estos son sólo algunos datos de determinadas problemáticas sociales relacionadas con la violencia delictiva que hasta el día de hoy se vive en la entidad debido a la ineficiencia de las políticas públicas implementadas por el PRI a lo largo de estos seis años. De aquí que lo que se plantea en éste breve análisis es la necesidad de un cambio en las estrategias implementadas por el gobierno del Estado de México en materia de seguridad pública, ya que de acuerdo al Consejo Nacional de Seguridad, ocho municipios de la entidad se encuentran entre los cincuenta con mayor índice de delitos a nivel nacional. Por tal motivo, el pasado mes de septiembre del año 2016, el gobernador Eruviel Ávila Villegas presentó una estrategia para disminuir la inseguridad en ocho de ellos, entre ellos Ecatepec de Morelos.

Del mismo modo, sostuvo que en este municipio se implementaron acciones bajo un nuevo cuadro de trabajo en las llamadas Bases de Operación Mixta (BOM), de las cuales cuarenta ya se encuentran operando de manera habitual. En pocas palabras, estas bases consisten en la creación de puntos de reunión en zonas específicas que presenten altos índices de delincuencia, integrados por elementos de seguridad tanto municipales, como estatales y federales (incluyendo al ejército). Un ejemplo de esto se puede constatar en la polémica “gendarmería” que a lo largo de las calles de varias colonias peligrosas de la entidad, se pasea con camionetas repletas de soldados armados. Aclaro que no cuestiono la implementación de tal medida, lo que cuestiono es que si realmente ésta ha disminuido los índices de violencia delictiva, tal y como el ya casi exgobernador priista ha asegurado en sus románticos informes de gobierno.

En este contexto, conforme a las cifras oficiales expuestas anteriormente, se puede aseverar que el Estado de México en general, y el municipio de Ecatepec de Morelos en particular, han desarrollado una situación de violencia delictiva alarmante durante la administración del gobernador mexiquense. Con esto se pone de manifiesto que las políticas de seguridad pública implementadas por el gobierno de la entidad con la intención de disminuir la violencia han resultado ineficientes.

Ante tan pesimista escenario, me parece preocupante lo que el candidato priista a la gubernatura de la entidad, Alfredo del Mazo Maza, propone en materia de seguridad pública. Y es que como lo ha asegurado en distintas ocasiones a lo largo de su campaña, si es que llega a convertirse en gobernador pretende continuar con las mismas estrategias que, como lo expuse brevemente en los primeros párrafos del presente artículo de opinión, no han alcanzado los objetivos prometidos en materia de seguridad pública. Por lo tanto, hay que razonar el voto antes de efectuarlo sin previa información alguna, porque ahora más que nunca se vislumbra una posibilidad de optar por un camino diferente en cuanto al partido político que habrá de gobernar al Estado de México durante los próximos seis años, optando por apostarle al cambio, o volviendo a asegurar la hegemonía priista que estaría siendo afianzada por casi un siglo al frente del poder.

Gracias por su lectura.
Twitter: @erosuamero
Facebook: Eros Ortega Ramos
Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com

Comentarios