Arte y Cultura

El escritor Reza Emilio Juma causa gran expectativa con el lanzamiento de su nueva obra “La Trapecista”

Inquieto, profundo, tajante y potente. Y también hábil para reinventarse y mirar de cerca la naturaleza de los personajes; capaz de trasladarse y de transformarse, crear y recrear todo dentro de una sola mente que atrapa: así es el escritor Reza Emilio Juma, quien nos asombra nuevamente con su obra.

Se trata de una nueva novela pintada desde la complejidad de una mente humana y que, a la vez, narra la vida desde la interminable lucha entre el bien y el mal, entre la realidad y la ficción, teniendo como finísimo hilo conductor los desvaríos del amor que se torna obsesivo y llega a destruir.

Sus lectores llevan más de un año esperando este tercer libro del escritor y hay mucha expectación alrededor de su lanzamiento oficial el día 25 de mayo a las 20:00 horas en el Museo de la Isla de Cozumel. Muchos conocen a Reza por sus novelas anteriores “Mil besos” y “El legado del príncipe de Cachemira”, el posterior se publicó en España y fue muy aclamado tanto en España como en México, tanto que el autor estuvo más de 15 meses de gira promocionándolo por toda la República. Nos explica que le fue mejor en zonas como Oaxaca, Aguascalientes o Zacatecas y su trabajo con esta nueva obra es ganar terreno con el público quintanarroense. “Llevo cinco años en México y el último año analizando muy a fondo los gustos literarios de los mexicanos. Es todo muy diferente que en España y tuve que volver a aprender otra cultura y costumbres pero creo que con este libro he acertado.”

La novela se trata de un thriller psicológico con elementos de romance, acción y terror. Reconoce que en el momento de escribir el libro fue muy influenciado por la época victoriana, sobre todo por los libros de terror tan indicativos de una época sombría en la sociedad inglesa del siglo XIX. En su opinión los libros que salieron de esta época son los más influenciables en la literatura moderna de hoy en día, sobre todo en esta parte del mundo. Explica que nos dieron luz a temas como el moderno Prometeo, las máscaras ocultas y la dualidad de personalidades. La trapecista sirve como una especie de homenaje a los libros de esta época.

Nos explica que tuvo que llevar a cabo mucha investigación sobre los componentes psicológicos ya que su campo son las ciencias políticas e historia. “Es muy divertido investigar la historia porque es lo que más me apasiona y más domino, se me hace fácil y solo tengo que buscar algunos puntos para corroborar detalles sin embargo con la psicología es otro mundo ya que no tenía ningún conocimiento previo ni estudios, solo algunas ideas personales basadas en observaciones y suposiciones mías. Era muy interesante este aspecto, como si volviera a la universidad de nuevo, pero en vez de tener profesores solo tenía libros e internet.” Reconoce que no intenta dar lecciones acerca de psicología solo agregar otra dimensión y un dinamismo diferente al libro para que tuviera mayor sustancia y contenido.

En la historia el protagonista del libro conoce a una trapecista quien, metafóricamente, le enseña a volar, sin embargo, en ese vuelo ella se esfuma de su vida. Intentando resucitar su muerte emocional, junto con la explosión de sentimientos que oscilan entre la tristeza, rabia, frustración y desesperación, el joven pierde la noción y olvida cómo la trapecista desapareció de su vida. Es cuando empieza la auténtica aventura y el lento suicidio mental hacia un camino infernal de hechos y deshechos. El autor dice que el libro en pocas palabras se trata de un ángel que amó pero descendió al Averno.

Aunque el libro tiene toda la resonancia de una tragedia el autor insiste en que hay momentos muy tiernos en el libro y momentos en que el lector se va a emocionar y también reír a carcajadas. “Llevo diciéndolo desde Mil besos, un libro debe tratar de tocar todas las cuerdas y sacar todas las emociones del lector, eso mide la eficacia del escritor. No quiero que la gente me diga que el libro fue bueno, quiero saber que han reído, llorado y e incluso en algún momento tenían ganas de tirar el libro contra la pared de la rabia. El trabajo de cualquier artista es jugar con las emociones pero dentro de un marco de ficción, la fantasía nos sirve como una escapatoria del mundo real y la vida monótona, da igual lo que pase en ese mundo ficticio mientras sepamos que es solo una historia. Ahora, sabiendo eso ¿porqué no estirar los límites y llegar al borde de las emociones? Eso hace que el lector se pregunte a si mismo donde están sus propios límites.”

El libro logrará que cada uno cuestione situaciones que se viven en nuestra sociedad actual y puede incluso servir para desvelar nuestros propios secretos más profundos, los que siempre teníamos escondidos por vergüenza. Maltrato, misoginia, prostitución, transgresiones sexuales, asesinatos, desapariciones, sadismo, odio, agresión…son todos los temas que el autor explora ligeramente en este libro. O te gusta o no, el libro no dejará de sorprender y tocar cuerdas. “No estoy aquí para recitar poesía o contar cuentos infantiles, no es mi trabajo, hay otros artistas que hacen eso, mi trabajo es emocionar y estirar los límites y hacer que mis lectores vivan momentos intensos.”

Reza sabe de temas que atemorizan y los plasma en su obra; temas que pasan por  los pensamientos de cualquier mente humana, pero que muy pocos se animan a enfrentar por miedo a confundirlos con su realidad.  A través de sus letras e ideas encontramos a un escritor que juega, se divierte, se ríe de sí mismo, mientras emprende un viaje a través del paisaje complejísimo de la mente. “Mi vida era un sueño y despertar fue una pesadilla”  una frase grabada con hierro y fuego en su novela. Para leer esta nueva novela que nos ofrece Reza, habrá que mirar de cabeza al cielo antes de saltar al vacío. Ya para entonces nos habrán crecido alas.

Comentarios
Etiquetas

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Cerrar