Infalible

El amor no debe doler

Vamos por el principio, definir violencia: “comportamiento deliberado que provoca o puede provocar daños físicos o emocionales a otros”, entendamos entonces, a la violencia de pareja como: “comportamiento deliberado y repetitivo que provoca daño físico o emocional a la pareja”

La violencia en la pareja no se refiere solamente a la agresión física comprende otras conductas, que tienen como fin el dañar al otro. ¿Cuáles son entonces los principales tipos de violencia en la pareja?, son los siguientes:

  1. La violencia psicológica. Es cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, celotipia, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, desamor, infidelidad, comparaciones destructivas, rechazo, restricción a la autodeterminación y amenazas, las cuales conllevan a la víctima a la depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso al suicidio;
  2. La violencia física. Es cualquier acto que inflige daño no accidental, usando la fuerza física o algún tipo de arma u objeto que pueda provocar o no lesiones ya sean internas, externas, o ambas;

III. La violencia patrimonial. Es cualquier acto u omisión que afecta la supervivencia de la víctima. Se manifiesta en: la transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados  a satisfacer sus necesidades y puede abarcar los daños a los bienes comunes o propios de la víctima;

  1. La violencia económica. Es toda acción u omisión del agresor que afecta la supervivencia económica de la víctima. Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral;
  2. La violencia sexual. Es cualquier acto que degrada o daña el cuerpo y/o la sexualidad de la víctima y que por tanto atenta contra su libertad, dignidad e integridad física. Es una expresión de abuso de poder, donde se denigrar y se concibe a la pareja como objeto.

Fuente: Inmujeres. (2008)

Estas son algunas señales para saber si sufres de violencia.

1-Te pone apodos o te llama de maneras que te desagradan, sobre todo en público.

2-Ha intentado chantajearte sentimentalmente, o lo has descubierto mintiendo y engañándote.

3-Trata de controlar tus actividades, con quién sales, revisa tu celular e incluso te hace prohibiciones.

4-Te cela, insinúa que andas con alguien más, o te compara con sus ex novias.

5-Ha destruido alguna posesión tuya (cartas, regalos, celulares).

6-Identificas que te “manosea” o hace caricias agresivas.

7-Te ha golpeado argumentando que es “de juego”.

8-Ha ocurrido violencia física: cachetadas, empujones, patadas hasta puñetazos.

9-Amenaza con golpearte, encerrarte, dejarte o incluso con matarte.

10-Te obliga a tener relaciones sexuales o incurre en violaciones

11-Sientes que tu pareja constantemente te está controlando

12- Te acusa de infidelidad o de que actúas en forma sospechosa

13- Has perdido contacto con amigas/os, familiares, compañeras/os de trabajo para evitar que tu pareja se moleste.

14- Te crítica y/o humilla, en público o en privado, sobre tu apariencia, tu forma de ser, el modo en que haces tus actividades

15- Controla estrictamente tus ingresos o el dinero que te entrega, originando discusiones

16- Cuando quiere que cambies de comportamiento, ¿te presiona con el silencio, con la indiferencia o te priva de dinero?

17- Tiene tu pareja cambios bruscos de humor o se comporta distinto contigo en público, como si fuera otra persona

  1. Sientes que estás en permanente tensión y que, hagas lo que hagas, se irrita o te culpabiliza

19- Te ha golpeado con sus manos, con algún  objeto o te ha lanzado cosas cuando se enoja o discuten

20- ¿Te ha forzado a tener relaciones sexuales?

21- Después de un episodio violento, se muestra cariñoso y atento, te regala cosas y te promete que nunca más volverá a golpearte o insultarte y te asegura que todo cambiará.

La violencia es lo opuesto al amor, lamentablemente muchas mujeres permiten estos actos, no se retirar a tiempo de una relación que les daña, que les rompe la individualidad y se olvidan de amarse primeramente ellas mismas; ese es un tema que trataremos a fondo gracias a la colaboración y entrevistas con Psicólogos y especialistas en la materia.  Por ahora les digo que el amor no debe doler, como sociedad debemos comprometernos los que tenemos hijos, para evitar encasillar en roles rígidos, como “la mujer es frágil, tierna y el hombre rudo y valiente”. Los rasgos positivos no se excluyen, ambos pueden ser valientes y tiernos, pues ninguno pierde identidad y ambos se enriquecen.

Esto no lo digo yo, es parte de la vida.

Seguiremos aquí, con más. Espero sus comentarios, que son de gran valor para mí.

Mientras tanto a vivir el amor.

Infalible-ID

Comentarios
Tags

Ana Ledesma Canaán

Egresada de la Universidad Latinoamericana, México Distrito Federal de la carrera de Comunicación y Relaciones Publicas. Directora General de TodoIncluidoLaRevista.com
Close