Viajes
Tendencia

Derrama económica de México se verá derrumbada por suspensión de cruceros

Mahahual y Cozumel son los dos puertos del país más expuestos, ya que reciben a 70% de los cruceristas.

La suspensión de operaciones de las principales navieras del mundo, a causa de los temores de propagación de COVID-19, implicaría una pérdida conservadora de al menos 20.6 por ciento en la derrama de los turistas que ingresan en crucero a México.

En 2019, los cruceristas que llegaron a algún puerto del país en el periodo marzo-abril –bimestre en el que se prevé que se suspenderán temporal y paulatinamente el arribo de cruceros para este año– dejaron una derrama de 129 millones 220 mil dólares, una quinta parte de los ingresos totales del año de este tipo de viajeros.

En México el impacto que COVID-19 tendrá en el arribo de cruceros aún es incierto, pero el país tiene el antecedente con la influenza H1N1. En dicha contingencia sanitaria (2008) la llegada de cruceristas disminuyó 93.4 por ciento en mayo, uno de los meses más críticos, según el estudio de Francisco Madrid, director del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur).

Mahahual y Cozumel son los dos puertos mexicanos con mayor exposición a la cancelación de la llegada de ‘hoteles flotantes’, pues en conjunto reciben cerca de 6 millones 173 mil viajeros al año, cerca del 70 por ciento del total de cruceristas que atracan en México.

La directora general de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), Alicia Ricalde Magaña, indicó que cinco cruceros de la naviera Princess Cruises cancelaron su llegada a Cozumel, por la pausa temporal de 60 días que la empresa anunció por Covid-19.

Debido a la suspensión temporal de la naviera estadounidense dejarán de desembarcar en Cozumel 21 mil 546 cruceristas, dijo Ricalde, quien agregó que la temporada alta de arribo de navíos a dicho destino se extiende entre agosto y abril.

“Se darán todas las facilidades a Princess Cruises, y todas las que lo soliciten, para retomar su itinerario cuando el problema de salud causado por el coronavirus se supere a nivel mundial”, advirtió la directora general de la Apiqroo.

Según la bitácora de arribos, al puerto de Cozumel no ha llegado ningún crucero desde el 17 de marzo.

Pese a ello, las embarcaciones turísticas como ferries mantienen sus operaciones y para ello la Administración Portuaria toma la temperatura de los visitantes con termómetros infrarrojos para “prevenir el coronavirus”.

Después de los puertos en Quintana Roo, el de Cabo San Lucas es el sitio en donde más cruceristas desembarcan, alrededor de 540 mil en el último año. Pese a ello, la conexión vía marítima hacia ese destino turístico está suspendida.

“Los cruceros están suspendidos, por ahora, la única forma de llegar al destino es por aire, en donde también habrá menos vuelos desde los principales mercados: Estados Unidos y Canadá”, señaló Rodrigo Esponda, director general del Fideicomiso de Turismo de los Cabos (Fiturca).

La suspensión del atraco de navíos en dicho destino se debe a las medidas adoptadas por las empresas de cruceros de suspender por hasta dos meses el tránsito de barcos con fines turísticos.

Esponda dijo que la temporada de cruceros estaba por terminar en abril y ésta inicia en septiembre, por lo que no ve mucha afectación.

“A partir del 15 marzo y hasta el 15 de abril, Baja California Sur no recibirá arribos de cruceros internacionales debido a las cancelaciones que se han hecho en países como Estados Unidos y Puerto Rico”, detalló.

Sin embargo, dijo que la suspensión de llegada de cruceros a Los Cabos durante marzo y abril crearía una nueva temporada de cruceros en verano, esto para que las empresas de cruceros se recuperen de las dificultades financieras por COVID-19.

El puerto ubicado en la zona costera de Jalisco se quedó sin oleaje: todas las empresas navieras, además de los operadores turísticos que realizaban tours en Puerto Vallarta decidieron suspender las operaciones de atraco en ese destino turístico.

“Las navieras optaron por suspender sus actividades por 30 días, todo está parado, también los recorridos de los operadores locales”, señaló una fuente de la Administración Portuaria Integral de Puerto Vallarta.

Al cierre de 2019, el puerto jalisciense se ubicó como el cuarto con mayor afluencia de cruceristas en el país, con 480 mil, según datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Comparte tus comentarios
Fuente
El Financiero
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar