Costamed

Cuidemos nuestro corazón

Logo Costamed

Dr. Moguel 2015 (1)

DR. Rafael Moguel

[su_divider style=”dashed” size=”2″ margin=”10″]

El corazón es un órgano poderoso, compuesto de varias estructuras que incluyen músculo, válvulas, células especializadas en la conducción eléctrica, células de marcapasos, cámaras para la entrada y salida de la sangre y células especializadas en la secreción de ciertas hormonas.

Es el órgano que mueve la sangre en forma pulsátil y hace que le llegue desde todos los sitios del cuerpo para luego enviarla a oxigenar a los pulmones y después enviarla a todo el cuerpo, no solo para repartir el oxígeno sino también para distribuir una infinidad de substancias que finalmente definen a ser lo que somos y cómo somos.

El corazón realiza este trabajo incesantemente todos los segundos de nuestra vida y debemos tener conciencia de que es una máquina que debe estar en perfecto estado; debemos cuidar nuestro corazón.

Es muy evidente que en el mundo hemos sido poco eficientes en este cuidado porque no hemos podido prevenir la enfermedad de las diversas estructuras de nuestro corazón. Es indudable que el corazón debe envejecer junto con el resto de nuestro organismo pero es notorio que las enfermedades cardiacas ocurren cada vez a edades más tempranas y resulta obvio que esto no es consecuencia del envejecimiento sino del mal cuidado.

Las enfermedades del cardiovasculares son la principal causa de muerte en nuestro país y entre éstas se cuentan todas las anomalías del corazón y las grandes arterias, así como la enfermedad cerebrovascular con su consecuencia más dramática, que es el infarto cerebral, que muy sabiamente el público conoce como embolia cerebral; también la diabetes mellitus forma parte de este gran rubro cardiovascular.

También las enfermedades cardiovasculares son causantes de incapacidad laboral y física debido a las secuelas de haber padecido cualquiera de los problemas del párrafo anterior pero también otros problemas asociados a la obstrucción de las arterias, como por ejemplo, las amputaciones de las piernas y la disfunción eréctil, por mencionar algunos.

El mal cuidado radica en el estilo de vida que lleva a la acumulación de grasa en el interior de las arterias pero además en un estado de inflamación de estas placas de grasa que finalmente lleva a la ruptura de éstas y a la formación de un coágulo que es el que provoca el daño definitivo del órgano a donde esa arteria está destinada a llevar la sangre oxigenada.

Las actividades cotidianas que pueden provocar que las arterias se enfermen, son variadas y muy conocidas y que describo a continuación:

  1. La dieta abundante en carbohidratos como los que están contenidos en todos los dulces, todas las formas de azúcar, miel, jarabes, refrescos, pan, tortillas, frutas, jugos de frutas, muchos tipos de vegetales como la papa, el camote, legumbres, etc.
  2. El consumo abundante de ácidos grasos saturados, mejor conocidos como “grasas saturadas”, que se encuentran principalmente en las carnes rojas como la carne de res y en los derivados lácteos, como leche, queso, mantequilla, yogurt, crema, etc.
  3. La falta de ejercicio físico y particularmente la inactividad, la falta de movimiento que presentan muchas personas que, voluntariamente o no, acostumbran desplazarse de un lugar a otro exclusivamente en vehículos de motor.
  4. El tabaquismo, que sigue siendo un problema de salud y que genera otros problemas de salud; el tabaquismo no tiene una correlación de cantidad y efecto con el corazón. Es erróneo pensar que vamos a fumar menos para prevenir un infarto porque está demostrado que un solo cigarrillo al día confiere el mismo riesgo que veinte cigarrillos al día en términos de eventos cardiovasculares agudos.
  5. La obesidad central y el sobrepeso, al igual que la glucosa alta en ayunas, la diabetes mellitus, la hipertensión arterial y los trastornos del colesterol y los triglicéridos, son factores que sin duda provocan deterioro progresivo de la circulación arterial y de los órganos vitales como el corazón y el cerebro.

Es muy importante observar que no es tarde para cambiar y que no todo está perdido, aún para las personas que ya han tenido un ataque a un órgano por un problema cardiovascular. Es el momento para reflexionar en nuestro estilo de vida y consideremos seriamente cuidar nuestras arterias para dar más años y de buena calidad a nuestro corazón; de pasada estaremos alargando la vida de otros órganos no menos importantes, como el cerebro.

1399560881033_1

Comentarios
Tags

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.

Artículos Relacionados