Apuntes de la Semana

Cada pueblo tiene el gobierno que se merece

Es muy difícil para un servidor aceptar la premisa de que los jóvenes (incluso se dice niños) son la esperanza de nuestra sociedad. De entrada en lo personal es muy cruel la frase porque estamos dejando a nuestros hijos el rol de que enmienden nuestros errores.

Se comenta mucho en la sociedad de que nuestros descendientes pueden mejorar la situación del país o de nuestra comunidad; con una buena educación ellos podrán aspirar a mucho, sin embargo en el presente la responsabilidad de renovar lo que sucede esta en primer orden en nosotros los adultos. Si, así es,  está en nosotros que debemos asumir las consecuencias de nuestros actos y demostrar civismo en nuestras acciones. Normalmente a nuestra mente llegan las quejas, que el gobierno esto, que los ricos lo otro, que la iglesia, que mi jefe etc., numerosos adjetivos para  asignar la culpa de todo a otros sin ver nuestra realidad.

Haciendo una reflexión estimado lector si todo lo malo de la nación o de nuestra isla la restringiéramos por decir  solo al gobierno, y que lo demás está perfecto, nos vienen preguntas como ¿acaso Usted es también cumplido con sus responsabilidades sociales? como los son: el educar a sus hijos, el no insultar, el sacar la basura, recoger las heces de su mascota, no estacionarse en franja roja, no rebasar a un vehículo por la izquierda, o el pagar sus impuestos. 

Si nosotros no cumplimos con nuestros deberes, no damos el ejemplo y sobre todo no motivamos a los demás (familia, vecino, compañero de trabajo) en la construcción de una comunidad mejor y en consecuencia de un país mejor. Insisto apreciable lector, con hacer memes para redes sociales para reírnos de nada sirve, si no hay un acto que revele un compromiso con la sociedad.  

No podemos sugerir que nuestros hijos enfrenten nuestros errores, al contrario nosotros seamos responsables de nuestros errores y al hacerlos frente, nuestros hijos verán nuestro ejemplo y podrán ellos cuando cometan los suyos lograr hacer frente a sus responsabilidades civiles.

Como dijo John K Kennedy “Ciudadanos del mundo no veas que puede hacer tu país por tu, ve tu que puedes hacer por tu país”, este debe ser nuestro modo de pensar.

Lo increíble de todo es que todo comienza con cosas sencillas: saludar, leer, estar menos de ocioso, el recoger la basura, no insultar, el ceder el paso; es un inicio para construir una sociedad mejor y que nuestros hijos puedan imitar con el ejemplo que arrastra más que las palabras.

Porque si nos quejamos de que el gobierno es así es porque nosotros como ciudadanos somos así, tristemente cumplimos el adagio que dice “Cada pueblo tiene el gobierno que se merece”.  

[su_divider top=”no” divider_color=”#b4b4b4″ size=”2″ margin=”0″]kl[/su_divider]
Comentarios
Tags

Iván Amir Espadas Novelo

Cozumeleño, Licenciado en Contaduría y Pasante de Maestría en Administración Tributaria por parte de la Universidad Autónoma de Yucatán. Actualmente docente en la Universidad Interamericana para el Desarrollo Sede Cozumel

Artículos Relacionados

Close