Deportes

Barcelona imparable, dio una exhibición de futbol total

El Barcelona sigue imparable. Los azulgrana suman 30 partidos consecutivos sin perder y apagan las esperanzas de sus perseguidores por recortar puntos. El Celta fue un digno rival que llegó al Camp Nou cargado de bajas importantes, pero con un plan tramado por Berizzo que en la primera parte sorprendió al líder de la Liga. Sin embargo resultó insuficiente para frenar el torrente de fútbol azulgrana que se desató en la reanudación.

El Celta se plantó con un objetivo ambicioso que ejecutó a la perfección. La presión sobre la salida de balón cule impidió que Busquets jugará con comodidad y por ahí empezó a sufrir un Barça atascado que tuvo que tirar de ingenio para sacudirse del embudo de Berizzo.

Entonces apareció Messi. El argentino, en una mezcla de genialidad y picardía desequilibró el partido con una falta perfecta. Ya tuvo un primer intento que se marchó fuera por poco, pero un astro del calibre de La Pulga no suele perdonar dos veces. Colocó el balón, apuntó a la escuadra derecha de la portería y ejecutó un disparo imparable que Sergio acompañó con un buen vuelo, pero que no sirvió para detener el primero del Barça. Eso sí, el tanto llegó con polémica ya que el lanzamiento se produjo siete metros por delante de la caída de Suárez que dio lugar a la falta.

El Celta no se amilanó y siguió con el guión previsto para recoger los frutos de su gran despliegue.Gudetti le robó la cartera a Jordi Alba dentro del área y el lateral desquilibró al futbolista sueco, que se encargó él mismo de transformar el penalti para empatar el partido y encender una llama de esperanza. La machada parecía posible al descanso.

Sin embargo ocurrió que Iniesta y Messi tomaron el mando en la segunda parte para barrer todas las dudas y arrinconar sin compasión a un Celta que se llevó una goleada dolorosa, pero incontestable. Nuevamente era Messi el que ponía un toque de genialidad a las órdenes del equipo para elevar un balón con un finura exquisita desde fuera del área y dejar solo a Luis Suárez. El uruguayo, imparable como pocos dentro del área, fusiló a Sergio para abrir el camino de la goleada.

Neymar también quiso contribuir con su granito de arena para ponerle en bandeja de plata el segundo a Suárez. El brasileño se marchó de Sergio arrastrando el balón para sacarse un disparo sin ángulo que el uruguayo remachó a puerta en boca de gol.

Con la inspiración azulgrana a flor de piel, Messi quiso hacer un homenaje al fútbol total del Barcelona de Cruyff para dejar la penúltima joya de la noche. El argentino dispuso de un penalti que ejecutó de manera sorprendente al tocar con suavidad a la derecha para la llegada de Luis Suárez, que hacía un hat-trick que arrancó la ovación de la hinchada azulgrana.

Rakitic y Neymar fueron los últimos en apuntarse a la fiesta cule. El croata se coló por el centro tras un gran pase de Suárez, que demostró que no solo sabe rematar, para picar el balón ante la salida de Sergio. La ecuación se volvía a repetir con el uruguayo como lanzador, esta vez de Neymar, que salvó la salida del portero del Celta para cerrar una actuación deslumbrante del Barça, que sigue firme al frente de la Liga.

Comentarios
Etiquetas

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Cerrar