Nicolas Lizama

Bacalar y el día mundial del agua

Esta laguna, está amenazada tanto por la contaminación que genera la falta de drenaje y el uso desmedido de naves turísticas de todo tipo.

Con ceremonias de toda suerte, conferencias y alertas respecto de su uso y su frecuente abuso, se celebró el Día Mundial del Agua. La importancia de este recurso debe ser obvia para todos o, cuando menos, debiera serlo, pues de ella depende la vida en todo el planeta y no digo que sólo la vida humana, sino la vida toda. Pudiera decirse que, con insana frecuencia,  ello se nos olvida o que queremos que se nos olvide.

Casi siempre por intereses económicos, por el lucro de unos cuantos, a ciencia y paciencia atentamos o dejamos que se atente contra el agua y poco o nada es lo que hacen los más a de los gobiernos del mundo al respecto y mejor no ahondemos en México para evitarnos vergüenzas, que aquí hallaron el paraíso de la impunidad tanto las mineras canadienses como las refresqueras norteamericanas.

La celebración, en el espacio local, permite hacer un llamado urgente respecto de la crítica situación que enfrenta la Laguna de Bacalar, en el sur estatal a pocos kilómetros de Chetumal. Esta laguna, la más grande del país tras la de Chapala, en Jalisco, está amenazada tanto por la contaminación que genera la falta de drenaje en el poblado costero como por el uso desmedido de naves turísticas de todo tipo.

Comentarios
Tags

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.

Artículos Relacionados

Close