Así afectó la alerta de viajes de Estados Unidos a Cancún y Los Cabos

Los dos destinos tuvieron el menor crecimiento de visitantes estadounidenses en los últimos cinco años. Ahora, el país acaba de retirar la alerta, pero mantiene un aviso de precaución.

55

La alerta de Estados Unidos, avisando a sus ciudadanos que no viajen por la inseguridad a dos de los principales destinos de playa mexicanos, Cancún y Los Cabos, duró solo cuatro meses. Sin embargo, sí tuvo efectos en el ritmo de viajeros estadounidenses que llegaron a ambos destinos.

En agosto del año pasado, Estados Unidos incluyó en su alerta de viajes a Cancún y Los Cabos. El efecto en los turistas estadounidenses a estos lugares fue inmediato: Cancún registró su menor tasa de crecimiento en cinco años y Los Cabos tuvo su menor crecimiento desde 2015.

La alerta fue modificada el 10 de enero de 2018, y ahora tanto Cancún como Los Cabos solo tienen consideraciones de precaución para viajar, y no una alerta general como antes.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo (Sectur), los estadounidenses que llegaron vía aérea a Cancún y Los Cabos entre septiembre y noviembre de 2017 (posterior a la alerta) crecieron 0.4% en cada destinos con respecto al año previo, su menor tasa en cinco años.

“La alerta sí afectó a la imagen y el arribo de visitantes. Hubo una ligera baja en las reservaciones y no llegaron todos los turistas que queríamos”, dijo Rafael García, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM).

De acuerdo con Francisco Madrid, catedrático de Hospitalidad en la Universidad Anáhuac, el efecto de la alerta lanzada en agosto se observó principalmente en los grupos de incentivos y fue más notoria en septiembre.

En el caso de Los Cabos, el destino venía creciendo a tasas de entre 10% y 20% para el periodo señalado en los últimos dos años, en llegada de visitantes estadounidenses vía aérea.

Para el gobierno de Baja California Sur, abatir la violencia es una prioridad para eliminar la percepción de inseguridad en los destinos turísticos del estado, dijo Gerardo Ruíz, titular de la Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad de Baja California Sur.

“Estos hechos entre los grupos criminales se dan entre ellos, y pues nosotros estamos dedicados a lo nuestro que es la promoción turística. La gente continúa viniendo a Los Cabos a vacacionar”, explicó.

Y en Cancún, entre septiembre y noviembre de 2017, la llegada de estadounidenses al aeropuerto solo fue superior en 2,844 personas a la del mismo periodo de 2016, una tasa de 0.4%, por debajo al aumento de 7% de un año antes.

En Cancún, la Secretaría de Turismo local ya trabaja para diversificar el turismo en el estado y depender menos de los viajeros extranjeros de forma estacional.

Comentarios