Salud

7 de cada 10 niños mexicanos desayunan con refrescos

Da igual la hora del día: en México las bebidas azucaradas están por todas partes

Siete de cada diez niños mexicanos desayunan con refrescos. Y tres de cada 10 pesan más de lo saludable. En el caso de los adultos, la cifra de afectados sube hasta casi siete de cada 10. Da igual la hora del día: en México las bebidas azucaradas están por todas partes, y cada vez hay un mayor consenso en que son uno de los principales culpables del problema de salud pública que afronta el país norteamericano en forma de sobrepeso y obesidad. Tanto que, ante la presión de parte de la sociedad, en 2014 el Estado se decidió a tomar cartas en el asunto.

En México, los azúcares añadidos –que la evidencia científica relaciona con el aumento de peso, la diabetes y otras enfermedades crónicas– suponen una octava parte de las calorías que ingieren sus ciudadanos, bastante por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. El 70% de esos azúcares vienen de refrescos y otras bebidas, por lo que los poderes públicos decidieron actuar para limitar su consumo y tasar con un peso mexicano (unos cinco céntimos de euro) cada litro de bebidas no alcohólicas que tuvieran azúcares añadidos. Lo llamaron el impuesto saludable.

Aun con un tributo pequeño, las ventas de las bebidas gravadas se redujeron un 5,5% en 2014 y un 9,7% en 2015 (aunque la bajada fue mucho menor entre los refrescos carbonatados), mientras que las de aquellas sin impuesto crecieron un 2,1%. Estos datos contradicen la tesis de gran parte de la industria, que niega que estos impuestos alteren los patrones de consumo y aduce que solo perjudican a los más pobres.

Comentarios
Fuente
El País
Etiquetas

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Cerrar