Salud

5 consejos saludables para antes y después de cenar

La cena proporciona nutrientes importantes al cuerpo que nuestro organismo necesita para funcionar mientras duerme

Es importante tener un buen estilo de vida para mantener una vida saludable desde pequeños. Así como el desayuno es una comida diaria importante, también lo es la cena, y más importante aún es mantener una adecuada higiene antes de ingerir los alimentos lavándonos las manos con agua y jabón.

La cena proporciona nutrientes importantes al cuerpo que nuestro organismo necesita para funcionar mientras duerme. Una cena saludable ayuda también a tener un sueño reparador luego de un día lleno de travesuras y juegos.

Suele pasar que las personas en general, ignoran la importancia de terminar el día con una cena saludable; tu cena debería incluir: ensalada, sopa y un acompañamiento sencillo. Además de variar de ingredientes, en ocasiones, ya que los niños se cansan de lo de “siempre”.

Los nutricionistas recomiendan cenar al menos dos horas antes de acostarse, también recomiendan evitar las bebidas con cafeína o bebidas alcohólicas en la cena.

A continuación, les mostramos 5 consejos saludables que deben de hacer adultos y niños antes y después de cenar.

Beber agua tibia

Beber un vaso de agua tibia 30 minutos antes de cenar mejora la digestión; además, este vaso de agua te mantendrá saciado y así evitarás comer en exceso durante la cena. Evita beber mucha agua durante la cena para no dificultar la digestión de tus alimentos.

Después de la cena, debes esperar al menos media hora para beber un vaso de agua tibia que ayudará a descomponer los alimentos y ayudará a la digestión.

No duermas inmediatamente

Después de disfrutar de una buena cena, los pequeños se relajan viéndose tentados a irse a la cama de inmediato. Sin embargo, hacerlo puede ser perjudicial para la salud, ya que retrasa el proceso de la digestión de alimentos; además de ello, puede provocar pesadez y acidez estomacal.

Se debe de esperar al menos dos horas antes de ir a la cama. Durante este tiempo, los niños pueden hacer algunas actividades como ayudar a papá o mamá en los quehaceres antes de descansar. El punto es que no se debe dormir inmediatamente después de cenar.

Haz una caminata corta

Después de cenar y antes de acostarse espera 30 minutos para ir a caminar, no hay necesidad de que sea una caminata larga, simplemente puedes disfrutar de un corto paseo de 15 a 20 minutos, cerca de casa y en compañía de la familia. Este consejo aplica en grandes y pequeños.

Evita el ejercicio pesado

Caminar es un ejercicio ideal luego de su cena; sin embargo, los ejercicios pesados a altas horas de la noche no serían una opción saludable, tampoco los juegos que impliquen gran gasto de energía en los niños.

Un entrenamiento nocturno aumenta la temperatura corporal evitando la liberación de melatonina, esta es la hormona que regula los ciclos de sueño y vigilia, significa que realizar ejercicios por las noches puede interferir con su capacidad de conciliar el sueño.

Cepillarse los dientes

En niños pequeños es importante inculcar este hábito, un buen método es con canciones para hacerlo más divertido, incluso para formar el hábito de lavarse las manos antes de cada comida.

Es importante cepillarse los dientes luego de comer, pero no debes hacerlo de inmediato. Puedes esperar 30 minutos y luego hacerlo, ya que los especialistas recomiendan que el cepillado de dientes debe realizarse antes de echarse a la cama, esto ayudará a eliminar las caries y neutralizar el pH de la boca, manteniendo los dientes saludables.

Comentarios
Tags

Artículos Relacionados