Nicolás Durán de la Sierra

Opinión: Terremoto México

 

Por Nicolás Durán  de la Sierra
Dentro de las consecuencias primarias del terremoto de la Ciudad de México, como hace 32 años luego del sismo de 1985, la vida pública del país sufrió a su vez una honda sacudida. Una renovada conciencia cívica gritó su irritación no sólo al gobierno federal, pasivo en unos casos y rebasado en otros, sino también a las dos cámaras legislativas, la encarnada por diputados y senadores de los diferentes partidos políticos.
Así, por la ruta de Morena, todos los partidos políticos ofrecieron donar parte de sus gastos de campaña de este año para la reconstrucción e incluso hasta acabar con la subvención pública de los institutos. Con esto quisieron reducir el enojo público de cara al próximo proceso electoral. Empero, pareciera que la ira popular con ardides en las redes sociales y en los medios tradicionales, fue desviada exprofeso hacia los partidos y los legisladores.
Con este ardid, desde mi punto de vista, se hizo a un lado un aspecto básico de la crisis: reconstruir las ciudades afectadas por los sismos es tarea directa del gobierno federal, no de los partidos políticos ni de los legisladores; el gobierno federal es al que toca pagar con nuestro dinero la reconstrucción de las ciudades ¿Donde está el dinero del Fonden? ¿Cuánto suman los seguros de los edificios públicos destruidos? ¿La ayuda internacional, donde esta?.
Con independencia de los positivo o no que pudieran resultar los recortes electorales, conviene no perder de vista que es al gobierno federal al que toca la faena de la reconstrucción. Que se debe aplazar el tendido del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, sea, que primero es reconstruir la ciudad en un elemental ejercicio de sentido común. La obra emblemática de Peña Nieto, bien puede esperar.
Comentarios
Tags

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.

Artículos Relacionados

Close